Antes de invertir en un cochecito, es esencial asegurarse de que cumple con las normas de seguridad francesas (NF S 54-001) y europeas (EN 1888). Estas normas garantizan que el modelo de cochecito ha sido probado de antemano para garantizar la seguridad de su bebé. Estas pruebas se llevan a cabo especialmente en la estabilidad del cochecito Los mecanismos de bloqueo, frenado y bloqueo cuando el cochecito está parado. También se aseguran de que los cochecitos no sean inflamables o estén compuestos de sustancias químicas dañinas para el niño. Elección de un cochecito con un buen sistema de frenado Prevenga cualquier desastre equipándose con un cochecito con un buen sistema de frenado. De esta manera, puedes parar con total tranquilidad para atarte los cordones de los zapatos, garantizando al mismo tiempo la seguridad de tu bebé.